Belén Esteban se retoca para las campanadas de fin de año

belen

La cara de Belén Esteban, en los últimos años, ha pasado por momentos regulares, malos y malísimos. Las bolsas de debajo de los ojos y su nariz eran como una marca registrada de la casa. Como diría La Agrado en ‘Todo sobre mi madre’, “ya se que me da mucha personalidad”, pero qué quereis que os diga, yo también me hubiera cansado de tanta personalidad.

Belén ha decidido hacerse unos retoquitos aquí y allá para poder deslumbrar como se merece el próximo día 31 de diciembre, día que dará las campanadas de Telecinco junto a Jorge Javier Vázquez. Así que ya podemos ir diciendo adiós a sus bolsas, a su nariz con tanta personalidad y a sus (como dice Lydia Lozano) arruguitas de la boca.

Mila Ximenez pudo hablar con Belén y comentaba el gran miedo que la de San Blás tenía a la anestesia. De todos es sabido que no es recomendable que personas en estado delicado se arriesguen a pasar por el quirófano. Aunque Belén quedaba más tranquila al saber que no tendría que someterse a anestesia general, sino a una sedación más leve.

La semana que viene podremos ver el resultado de la operación. Aunque me parece que sería un poco pronto. No entiendo mucho de operaciones de estética, pero creo que en tan pocos días no da tiempo a que las heridas de desinflamen.

Sea como sea, me alegro por ella y de la decisión que ha tomado. Creo que no hay nada mejor que cuando uno/a tiene ganas de estar guapo/a, aunque ello conlleve uno de esos “retoquitos”.

Fuente: Sálvame


Escribe un comentario