Belén Esteban y la lluvia de demandas

El lunes pasado, el famoso “vecino traidor” de Belén Esteban se iba de visita al programa ‘Tal Cual’ de Antena 3. En ese programa, increíble pero cierto, se siguió jugando con los dobles sentidos acerca de la posible adicción de Belén Esteban con la cocaína. Las mismas preguntas de siempre con las mismas respuestas de siempre. Hasta ahí fue solo otro “más de lo mismo”. Pero a Belén le tocaban la fibra sensible cuando se comenzaba a hablar de una supuesta hermana secreta que la Esteban podría tener.

La noticia sobre el “nuevo miembro familiar” quedaba ahí. Lydia Lozano adelantaba en ‘Sálvame’ y frente a Belén el contenido de las dos próximas visitas del “vecino traidor” a televisión, obviamente previo pago. El contenido de la noticia llega al punto de decir que el padre de Belén se fue de casa durante nueve años por problemas conyugales. El padre conoció a otra señora del mismo barrio (llegan a indicar la calle donde supuestamente vivía) y era con ella que tendría a otra hija de la misma edad de Belén. Esta “nueva hija” viviría en la actualidad en San Fernando de Henares.

Belén, harta de dimes y diretes aderezados con cocaína, ha optado por ponerse a repartir demandas como la que se pone a repartir hostias. “Una demanda a Pepa Jiménez, a “la cadena triste” (Antena 3), al programa donde lo dijeron (‘Tal Cual’), a Hércules (el “vecino traidor”), y a los que voy a ver si también puedo es a los que me acusan de que soy cocainómana”. Jorge Javier apoyaba a Belén sobre el tema de “acabar ya con lo de los rumores de droga”, aunque lo que a ella de verdad le importa es que se siga hablando de su padre, fallecido hace cuatro años, ya que lo único que consiguen con este tipo de cosas es hacer daño a su madre y a su abuela, de 92 años.

Fuente: Sálvame


Escribe un comentario