Borja Thyssen y su imagen camino de la lavandería

borjablanca

Parece que Borja Thyssen, tras sus declaraciones de la semana pasada en las que ponía a su madre, la baronesa, de vuelta y media en los que a dinero y herencias refiere, ha decidido limpiar su imagen de una vez por todas. Tarea que puede parecer harto complicada si nos ponemos a pensar en las exclusivas tan variopintas que nos han ido “regalando” a lo largo de los meses. Pero para eso, y a traves de sus abogados, la pareja se ha puesto en contacto con una empresa de comunicación, cuyos clientes no tienen nada que ver con todos estos personajes habituales de revistas y programas del corazón.

La pareja Thyssen Cuesta ya ha mantenido una primera reunión con las directoras de dicha empresa donde, aunque todavía sin ningún contrato cerrado, ya se habrían aportado diferentes ideas a seguir, como por ejemplo dejar de salir en los medio de comunicación y en el caso de hacerlo que sea solamente por motivos profesionales y no para vender ningun tipo de “trapo sucio a lavar en casa”.

Aun viendo yo esta tarea como algo bastante complicado de conseguir, las directoras de esta empresa ven en el trabajo con Borja muchas posibilidades: “Queremos que se vislumbre otra vertiente de él y a ser posible que su presencia en los medios sea mínima. Hay que trabajar en el proyecto pero estamos convencidos de que cuando se les conozca de verdad la gente opinará otra cosa de ellos. Borja es un chico estupendo, muy agradable y nada tiene que ver con esa apariencia de niño malcriado que ofrece. Para nosotras lo más importantes es que los clientes confíen en nosotros y que nos dejen manos libres para aplicar nuestro proyecto profesional. Y Borja Thyssen está dispuesto a hacerlo”.

Aunque sin confirmar, parece que la idea perfecta sería que la pareja pasara un año fuera de España, aunque los afectados deberían estar de acuerdo.

Veremos que pasa.

Fuente: Vanitatis


Escribe un comentario