Carmen triste por el rechazo de su hijo

cervera

Carmen Cervera ya está harta de mirar alrededor y no ver a nadie más que a ella. La semana pasada estuvo en Gijón recogiendo un premio que le entregó la alcaldesa Paz Fernández Felguerosa. Y como dice Paloma Barrientos, aunque todo fueran sonrisas y buenas caras frente a los allí asistentes, cuando todo terminó, alguno que otro pudo observar como todas esas risas se iban desdibujando. Y es que ya no puede más con el abandono por parte de su hijo.

Pero, baronesa, ¿usted cree que toda la marimorena que montó con la historia de su primer nieto no iba a tener consecuencias?… y eso solo era la gota que colmó el vaso. ¿Usted cree que es posible intentar controlar a un chico enamorado quitándole “la paga”?. ¿O intentar siquiera decirle con quien debe tener una relación o no?. A ver… que si a mi hoy me quitan un duro, me parten por la mitad, pero a su hijo, teniendo el apellido que tiene, solo tiene que chasquear los dedos para ver como las revistas le ofrecen cheques de varios ceros por contar con que hacen la papilla de Sacha. ¿Recuerda cuando usted era joven y hacía lo que le viniera en gana?… pues eso.

Ahora solo puede hacer una cosa. Tiene que hablar con Blanca y solo con ella. Haga lazos con su nuera, que en este momento es la manera mas rápida de llegar a Borja. Y a fuerza de buenas palabras, intentar borrar de sus correspondientes cabecitas, al menos, todo el follón de las pruebas de paternidad… que vaya vaya con las dichosas pruebas… vaya luces!.

Y que conste que no justifico a nadie, porque, pensándolo un segundo, veo que todos tienen algo por lo que agachar la cabeza con el de enfrente.

Fuente: Vanitatis


Escribe un comentario