Cobrar y no hablar (I)

mariadelmonte

Han sido muchas las veces que, después de meses esperando una entrevista en televisión, y una hora después de haber escuchado la misma murga de siempre, nos hemos quedado todos con tres palmos de narices tras ver que no ha valido para nada todo lo esperado. Y es que, por desgracia, no es la primera vez que un famoso aprovecha una de esas “oportunidades pagadas” para, simplemente, cobrar y salir corriendo con los bolsillos llenos. Aunque siempre uno tiene sus excepciones.

El pasado sábado acudía a ‘La Noria’ María del Monte, icono desde hace décadas dentro del género musical de las sevillanas. Era algo más que obvio que, esa parte de la entrevista donde se hablase de su trayectoria musical iba a ser bastante corta, pues María, indirectamente, ha estado vinculada a historias muy seguidas dentro del mundo de las noticias del corazón.

Pensaba yo que, como siempre, comenzarían con la famosa historia de su amistad perdida con la que fuese una de sus inseparables, Isabel Pantoja. Pero otra historia más reciente y con más carnaza nadaba en el tintero, y esa era la de su sobrino, Antonio Tejada, con la que fuera su pareja, Rosario Mohedano, sobrina de la fallecida Rocío Jurado. Y es que, como se dijo en el programa, palabras y acusaciones muy fuertes se habían cruzado entre ambos durante su ruptura.

Ahí comenzaría mi debate particular. Y es que, ¿es lícito que un artista cobre por una entrevista en la que se niegue a responder el 80% de las preguntas?. Pero claro, como en mi caso también depende del famoso que se someta a esa entrevista, no puedo evitar entrar en conflicto conmigo mismo y decir en voz alta, “Pero María nunca se ha dedicado a recorrer los platós de televisión para facturar a costa de hablar de la vida de nadie”. Entonces, si ya sabemos todos que, en este caso, María nunca ha sido del tipo de ir a hablar de nadie para sacarse unos euros, ¿para qué le llaman?.


Escribe un comentario