Colin Farrell está contento con su sobriedad

Colin Farrell ha declarado estar encantado con su actual etapa de chico bien portado, al menos en cuanto a la bebida se refiere, ya que llegó a caer lo más bajo posible.

Incluso confiesa que dejó de disfrutar del tiempo que gastaba con su familia, sobre todo el que pasaba al lado de sus hijos, ya que lo único en lo que pensaba era en salir de ahí para ir al bar más cercano a comprar una cerveza.

“Había ocasiones en las que estaba con mi hijo y tan sólo me preguntaba cuánto tiempo tendría que pasar antes de que pudiera salir de ahí a emborracharme

“Ahora, dos horas en el bar y ya me siento aburrido. Ya tuve suficiente de eso”, declaró el actor.

Pero no sólo mejoró la relación con su familia sino que también pudo encaminar su vida profesional de una manera mucho más llevadera, asegurando que ahora esta “mucho más centrado” y que ha aprendido a “apreciar lo que tiene”.

¿Pero qué es lo que inspiró al actor a dejar la bebida? La respuesta es muy sencilla: sus pequeños hijos James y Henry. “Fueron la parte más importante para hacer ciertos cambios en mi vida”, finalizó Farrell.


Categorías

Actores, Declaraciones

Francisco

Apasionado de Internet, la informática y los gadgets. No me podría importar menos la vida privada de los famosos, aunque sí que me gusta saber lo que hacen en el terreno profesional, ya sea en el mundo del cine o de la música.

Escribe un comentario