Colombo padece demencia senil

colombo

Tristemente los años no pasan en balde, no… Peter Falk, el actor neoyorquino de origen polaco-ruso que diera vida en la pantalla al carismático detective “Colombo” entre 1968 y 2003 sufre a sus 81 años demencia senil avanzada, por lo que no recuerda su pasado ni reconoce a su familia. Falk, que no ha dejado de actuar pese a su estado, tiene aún pendiente de estrenar la película “American Cowslip”, en la que interpreta a un sacerdote.

Shera Danese, segunda esposa del actor, se hará cargo de cuidar de Peter Falk legalmente tras batallar durante meses con la hija adoptiva de “Colombo”, Catherine Falk, sobre su tutela y la administración de su herencia.

Shera presentó una demanda en el tribunal de Los Ángeles a comienzos de este año para impedir que la hija adoptiva del actor fuera designada como la persona responsable de manejar sus bienes porque, según ella, “jamás tuvo una buena relación con su padre”.

La hija había presentado en diciembre del año pasado una petición para cuidar de las posesiones de su padre porque, al padecer alzheimer y demencia senil, podría “ser engañado fácilmente para transferir sus propiedades”.

Tras todo el proceso judicial, la chica fue complacida por el juez parcialmente con la autorización para visitar a su padre una vez al mes durante 30 minutos sin que su mujer esté presente. (No parece mucho tiempo, ¿no?).

Peter Falk estuvo dos veces nominado al Oscar como mejor actor de reparto: en 1960 por su papel de Abe Reles en “El sindicato del crimen” (“Murder, Inc.”) y en 1961 por su personaje Joy Boy en “Un gángster para un milagro” (“Pocketful of Miracles”). No obstante, fue su álter ego de Colombo el que le dio fama mundial y le permitió ganar cuatro premios Emmy.

peter-falkehija

Peter Falk y su hija

falkyshera

Peter Falk y su esposa


Escribe un comentario