¿De qué va Saray?

No me gusta nada esta concursante. Tampoco me gustan Hans, Ángel, Laura y Arturo, pero al menos estos dan un poco más de juego. Pero, ¿qué hace Saray? Esta chica entró gracias a su madre, porque por sí misma a la vista está que no aporta nada. No entiendo cómo puede ser la favorita de mucha gente, si es de lo más soso, falso y pelota que hay en la casa.

De entrada, es la primera en criticar al resto (por la espalda y acompañada de sus amigos, por supuesto), y en cambio se ofende a la mínima. Me refiero a lo que dijo Gerardo en el jacuzzi su primer día en la casa once, que en esos momentos nominaría a Saray porque le parecía que no disfruta de la experiencia. Comentario del que se enteraron por puro rebote, pues la conversación del madrileño era con Juan. En fin, Saray se puso como una moto y desde entonces no puede ni ver a Gerardo. Sinceramente, no creo que lo que dijo él fuera tan grave. Si ella es incapaz de soportar una crítica, no sé qué hace en Gran Hermano. En esto se parece a su madre: en cuanto les dicen algo en contra, saltan como bestias.

Por otra parte, he estado observando que su actitud es muy contradictoria, por no decir falsa. Recuerdo que no dudó en girarle la espalda a Lis por haber descubierto el secreto de Ángela y Laura. Sin embargo, en cuanto ella tuvo la sospecha de que Gerardo era un actor, lo gritó a los cuatro vientos y se dedicó a molestar al susodicho robándole comida, algo que me parece lamentable (¿qué pasa, que los actores no comen?). A propósito de ese día, no me gustó nada cómo se puso “qué lista soy”, “para que digan que las rubias somos tontas”, etc., con esas cosas lo único que hace es el ridículo.

La última actitud contradictoria en la gallega se dio anoche. Ella, que se rebotó con Gerardo porque dijo que la nominaría cuando sólo se conocían de un día, iba a nominar a Carolina aunque no la conocía de nada. Finalmente no lo hizo, porque la concursante era inmune, pero creo que este hecho da que pensar.


Escribe un comentario