Demi Moore es una llorona

Demi Moore ha confesado que es una llorona — y de las buenas; llora por todo, incluso cuando está feliz y cuando ve televisión ¡Llora con los comerciales, por Dios!

“Lloro por todo, incluso cuando estoy feliz y cuando veo los anuncios de televisión. No puedo evitarlo. A Ashton no le importa, pero yo tiendo a llorar por cualquier cosa”, confiesa la veterana actriz.

Vaya si resulto emotiva la protagonista de Striptease, aunque eso de llorar viendo los comerciales suena a que necesita tratar su emotividad con algún profesional. Vamos, una cosa es llorar viendo alguna película romántica llena de drama y otra es llorar viendo como un adolescente se come una bolsa de patatas.

En fin, lo bueno es que a su esposo parece no importarle demasiado, aunque no me imagino cómo debe de ser vivir así. A propósito, Demi Moore participa en una cinta titulada Happy Tears que se estrena este mismo mes. Interesante… o no. Al final me suena a comercial — aunque no lloraré por ello.


Categorías

Actrices

Francisco

Apasionado de Internet, la informática y los gadgets. No me podría importar menos la vida privada de los famosos, aunque sí que me gusta saber lo que hacen en el terreno profesional, ya sea en el mundo del cine o de la música.

Escribe un comentario