El Papa empieza a aceptar los preservativos

El tema del uso de los preservativos para la comunidad eclesial católica siempre ha tenido una negativa por respuesta. El Papa siempre ha mostrado sus reticencias ante todo el mundo. No aconsejaba el uso del preservativo en ningún caso: ni para evitar embarazos no deseados, ni para evitar contagios del sida, ni para evitar un exceso de natalidad en países del tercer mundo, etc.

Pero estos días hemos escuchado en las noticias y en muchos programas de actualidad, que el Papa ha escrito un libro, “La Luz del Mundo”, donde por fín vemos una luz esperanzadora en una religión con millones de feligreses. Por fín el Papa habla del uso del preservativo, y lo respeta para ser usado en los servicios de prostitutas, y así evitar enfermedades. (Reciéntemente se ha explicado desde Vaticano que en el texto original es referido a prostitutos de ambos géneros).

Es un gran avance para una entidad religiosa que estaba quedándose tan anticuada y retrógrada. Lo malo es que aunque es un pasito importante, sigue resultando molesto que especifique que, en realidad, para evitar el sida el preservativo no es la solución.

Y yo me pregunto: En África hay personas que todavía ni saben que tienen tal enfermedad. No hay dinero ni para revisiones ni chequeos. Si una pareja se gusta, incluso se enamora, ¿Cómo evitarán contagiarse entre ellos?


Escribe un comentario