¿En qué quedamos, Lis?

A estas alturas creo que todos conocemos las diferentes versiones que dio Lis en el debate y en la gala de GH sobre su abandono del concurso. Siempre he defendido a esta concursante, pero ahora debo reconocer que no me está gustando su actitud en los programas. La considero una mujer con las cosas claras, pero desde que ha salido ha sido de todo menos eso.

¿Qué opino yo de lo sucedido? Sinceramente, y teniendo en cuenta que en el debate dejó caer que su historia habría sido distinta de no haber entrado como novia de Ángel, creo que ella abandonó por el trato que le dio el programa en general, tal y como apunté en la entrada sobre su salida. Esto es, que la obligaran a hacer un papel con un desconocido con el que no obtendría ningún beneficio pero sí podía ser perjudicada, que no premiaran de ninguna manera su descubrimiento del secreto y que la manera de decidir quién pasaba a la otra casa fuera un pitorreo. Por supuesto, a todo esto hay que añadir el desprecio de sus compañeros, que fue la gota que colmó el vaso.

Pienso que Lis abandonó con la esperanza de poder emprender acciones legales contra el programa, aferrándose al hecho de que entró haciendo un papel sin tener nada que ver con su pareja ficticia. Sin embargo, su abogado le habrá dicho que no hay nada que rascar por ahí, y por eso el jueves optó por el lado lacrimógeno y por la versión que tiene la mayor parte de la audiencia de su abandono (es decir, que se debió al desprecio de sus compañeros y que el programa no tendría que haber puesto su video del confesionario). Lo malo es que, Lis, si primero has dado otra versión ahora es difícil que la gente te crea, aunque la razón siga estando de tu parte. Creo que defender a Laura en el debate fue un gran fallo, de no haber sido por eso es probable que ésta hubiera sido sancionada de algún modo.

A pesar de todo, no me gustó que Mercedes Milá no la dejara hablar cuando entraba en terrenos delicados. Espero y deseo escuchar a Lis hablando claro, aunque tenga que ser en otro programa.


Escribe un comentario