GH: Ana Toro y Nico consumaron a medias y el orgullo italiano por los suelos (II)

Pero claro, el roce es el roce y tanto va el cántaro a la fuente que se acaba rompiendo. Nico y Ana Toro, ya templados a base de vino y tonteo, no podían contener sus instintos animales, por lo que acabaron encerrados en un armario en lo que fue otro intento más, con final feliz o no, de bajar el calor. Aunque esas medias disculpas al salir del armario (que gracioso me suena eso) parecían demostrar que no había quedado el numerito todo lo bien que Nico hubiese querido.

Yo acepto que Ana y sus locuras no sean el colmo de lo sexy, pues lo de ir de Isabel la Católica, bailar samba antes de comer y ponerse a ladrar entre besos puede asustar un poco (a mí personalmente me encanta cada locura que hace). Pero Nico, ¿si no sabes torear pa´qué te metes?. Si Ana no le atraía en el plano físico, ¿para que emperrarse en “consumar” en un armario si después iba a acabar pidiendo disculpas y, peor aun, diciendo a Ana que de “ahí abajo” solo había visto un 60%?. La cosa ya estaba lista como para que cualquier tontería fuese motivo de bronca.

Los modos del italiano no son precisamente los de un caballero y eso ya lo sabemos, sobre todo cuando le tocan su orgullo masculino. Ana Toro había estado haciendo bromas acerca de la obsesión por el “tamaño” del italiano, “Nico pidió preservativos ‘XL’ y yo le dije que lo suyo en Japón a lo mejor sí era grande, pero que aquí no”. Chiqui se ocupó de dejar muy claro a Ana que a los chicos SÍ les preocupa el tamaño, “¿Pero no sabes que todos los tíos se la miden?”.

Ya se que es una broma complicada de afrontar y que no a muchos hombres les haría gracia. Nico dedicaba a Ana uno de sus mil “vaffanculo” y esta le replicaba que esas no eran expresiones para hablar con una mujer. Era ahí donde Nico, con su obsesión por las cámaras de todos los días, sintió que la Toro le estaba catalogando ante toda España de machista. Entonces Ana veía que el comportamiento de Nico era todo parte del juego de estrategias de ‘Gran Hermano’ y hasta aquí hemos llegado.

Web oficial: GH


Escribe un comentario