GH: Entre buitres y cariños (I)

Le pese a quien le pese, desde que Nicky y Bea ya no están dentro de la casa de ‘Gran Hermano’, todo parece haber adoptado un aire lúgubre allí dentro. Los dos grupos, ‘GH9’ contra el resto de habitantes, está más separado que nunca. La tensión y la desgana ha llegado a tal punto que un mero suspiro junto a la oreja equivocada puede ser motivo de disputa.

Después de que la comida quedase dividida y tras la expulsión de Nicky y Cristal el pasado martes, las reservas de chocolate de la pareja, parece ser fueron puestas en el fondo común para que todos pudieran hacer uso de ellas. Pero claro, ¿qué pasa cuando son los de ‘GH9’ los que dicen que la cantidad total de chocolate es de cuatro tabletas y el resto recordaba haber visto como ocho?. La respuesta, en vez de en palabras, vino en forma de sonidos y movimientos por parte de Pepe, que voló y graznó cual buitre carroñero alrededor de sus compañeros.

Siguiendo con el tema de la comida, Nico cada vez está más insoportable. De nuevo los concursantes volverán a hacer la prueba de ‘La vuelta al mundo en un 600’. Todos se reunieron para repartir los turnos. Aun no se había dicho nada cuando Nico, con muy malos modales, ya típicos en él, decía que sus turnos habrían de ser más cortos por el hecho de que él cocinaba. Para variar, donde podría haber hecho una sugerencia, prefirió imponer con esos modos dignos de garrotazo. El resto de compañeros dieron como opción que cada día cocinaría una pareja diferente, a lo que Nico accedió… no sin antes decir que el día que él tuviese que cocinar, alguien debería hacer parte de su tiempo de la prueba.

Web oficial: GH


Escribe un comentario