GH: Las estrategias de Gerardo fuera de la casa y su pasado (II)

Mis sospechas sobre la credibilidad de Gerardo siempre han ido apareciendo con cada uno de sus actos, pues su amor huele de lejos. Siempre se me hizo oportunista, tanto dentro como fuera de la casa. El ex concusante de ‘Gran Hermano’ no ha dado puntada sin hilo ni una sola vez y aun así todo le ha salido mal. Y es que, lo que podría haber sido una buena estrategia, acababa siempre siendo una cagada por culpa del enorme muro que levantaba su propio ego, evitando así que pudiera ver qué camino tomar para la finalidad de sus ideas llegasen a buen puerto.

¿Como puede ser que alguien que grazna una canción titulada “Chupito de amor”, con una letra propia de las comedias españolas de finales de los 70, se sienta orgulloso de tal crimen musical?. Viendo “eso” es cuando llego a entender todas las sandeces y el abuso de la demagogia de este hombre cada vez que abre la boca, pues son tantos los años interpretando ese papelucho para él mismo, que solamente es él quien se lo cree. Él para él es lo máximo.

Una antigua compañera de plató, de cuando colaboraba en el programa ‘Salsa Rosa’, Emi, se ha encargado de poner en su sitio al enamorado. Sus primeros calificativos hacia Gerardo son “Antoñita la fantástica” y “Una Ana Obregón en versión masculina”. La sorna de la colaboradora pasa por recordar como Gerardo presumía entre sus compañeros cada vez que el público aplaudía una de sus frases o de cuando entre ellas le hablaban de sus maneras afeminadas y a la semana siguiente venía contando con las dos, tres e incluso cuatro chicas que había ligado en esos días. Una vez terminadas las burlas pasó a términos más serios, asegurando que Gerardo es un mentiroso, capaz de lo que sea por la fama. Y llegando a afirmar que dejará tirada a Saray, con buenas y maravillosas palabras pero tirada, pues Gerardo es listo, que no inteligente.

Web oficial: GH


Escribe un comentario