GH: Obsesión con “La hora sin cámaras” (II)

Nico terminaba su muestra de “doy sexo a cambio de comida y mucho alcohol” con una apoteosis final digna de película, “Si ella viene (Ana Toro), te soy sincero, si ella viene y quiere un rollo, ¿por qué no, ‘Super’?. Para librar un poco de endorfinas”. Ainhoa, al escuchar la confesión, interrumpía al italiano y preguntaba, “¿Entonces te gusta Ana?”. Y ahí, con redoble de tambor incluido, Nico pasaba de la “seducción alcohólica con panza llena” con Ana Toro a tirarle los tejos al ‘Super’. “A mí me gusta (Ana Toro) como chica, como es. La he sentido, pero no como pareja. A mí, como pareja, me gusta una persona como el ‘Super’, tranquila, calma, equilibrada. Me encanta como eres y tu lo sabes”. Nico comenzaba a sonreir, “Me gusta que tienes mucho caracter, tu, que eres muy equilibrada”. Ainhoa, entre carcajadas, decía, “Pues nada, pide la hora sin cámaras con el ‘Super"”.

Ana Toro y Nico tuvieron su hora sin cámaras. Una hora sin cámaras en la que, según la granadina, Nico solo quería “comerse el bogavante”. Ambos disfrazados de Isabel la Católica y Cristobal Colón, comieron, bebieron y, según las palabras de ambos, no pasó nada más.

Ana quedó bastante desilusionada con su hora sin cámaras, al menos ante sus compañeros, ya que (y perdónenme lo vulgar) el único marisco que se comió en esa cena fue el de la mesa (tenía que decirlo!). El ‘Super’ ofreció a “la parejita” una segunda oportunidad, pero parece que Ana no accedió.

Por otro lado, y como siempre en otro mundo, Raquel López volvía a resucitar para intentar reclamar su parte del pastel. Acompañada de su pareja de edición, Pepe, entraba al confesionario para preguntar si podía solicitar una hora con cámaras. Pepe giró la cabeza y abría los ojos del todo para mirar a su compañera, “Está desbocada”, decía. El ‘Super’ le respondía de manera positiva, siempre que fuese con una persona. Raquel reculaba, como es habitual en ella, “Entonces no voy a pedir nada. Yo no quiero hacer ninguna cochinada. Era solo por tener una cena y tener yo también esa experiencia, que también tengo derecho”. Pepe apoyó la petición de su pareja e incluso le ofreció “gestionárselo sin problemas”. Conclusión: Raquel quiere su experencia en “la hora sin cámaras” y Pepe se aprovechará para llenar la panza a costa de la debilidad de la pobre Raquel.

Por cierto, eso de que “no pasó nada” entre Ana Toro y Nico… nada, lo que se dice nada… me parece que no. A las imágenes me remito.


Fuente: GH


Escribe un comentario