GH: Pistoletazo de salida para ‘EL REENCUENTRO’ (II)

Para todos los que, como yo, viven ‘Gran Hermano’, la primera gala de ‘El Reencuentro’ fue del todo emocionante. Anoche tuvimos el placer de ver el abanico más amplio existente de saludos, abrazos, cortes, desplantes y besos que se puedan ver en menos de 4 horas.

Los primeros en entrar a la casa fueron Melania y Piero (GH9). Ambos mantuvieron un idilio dentro de la casa que, una vez fuera, terminó con cada uno por su lado. Al encontrarse de nuevo ambos se abrazaron fuertemente y se mostraron encantados de volver a estar juntos viviendo de nuevo la experiencia.

La siguiente pareja en pisar la casa fueron Raquel y Noemí (GH3). Noemí fue la primera expulsada de su edición y una vez fuera comenzó una relación sentimental con Raquel que terminó en boda. La pareja se separaba al poco tiempo. En la actualidad, Raquel está soltera y sin compromiso (que se sepa) y Noemí está casada con un fotógrafo. Su encuentro fue el más incómodo de la noche. Ambas se quedaron mudas, sentaditas una junto a la otra y sin mirarse.

A continuación tocaba uno de reencuentros más duros. Pues parecía que incluso al cabo de los años, Desi (GH4), ya casada y viviendo en Suiza desde hace años, aun sintiese “algo” por Nacho (GH4), padre de su hijo. Esta fue una de esas parejas creadas a base de pedradas y masoquismo, pues si Nacho hubiera entrado en esta última edición y hubiesen ocurrido todas las cosas que ocurrieron con Desi, el sevillano hubiera sido expulsado del concurso por su comportamiento a petición de muchos seguidores del programa, dejando a Arturo como ejemplo perfecto del buen hombre. Desi saludaba a Nacho con la voz cortada y se quedaba congelada mientras Nacho le abrazaba. La única conversación que fueron capaces de mantener fue sobre su hijo.

Web oficial: GH


Escribe un comentario