GH: Todos contra todos, a la calle las rubias y las parejas definitivas (II)

Arturo e Indhira, como era de esperar, no iban a ser menos. El uno vuelto de espaldas, sin mirarle a la cara en ningún momento y la otra buscando la boca del uno e intentando (como siempre) dejar la imagen de Arturo bien cargadita de basura. Aunque había algo con lo que ni Indhira ni Mercedes Milá contaban, y esa no era otra que los aplausos ante cada acusación de Arturo contra la malagueña y los abucheos que esta recibía por seguir, una vez más, con su cantinela habitual.

Dentro de la casa, las cosas no están mucho más tranquilas, sino más bien todo lo contrario. Cada pareja se va separando poco a poco del resto de concursantes para unirse a su compañero de edición. Cualquier tontería es motivo de discusión, siendo Nico el campeón en esto de tomarse a mal cada palabra o momento que ocurra cerca de él. El italiano, pensando que su idioma era desconocido entre sus compañeros, se dedicó a insultar a Melania en una conversación con Piero, compañero de edición de la afectada. Dicho insulto era “porca troia”, “puta cerda” en nuestro amado español. Piero pasó del asunto y, para variar, no dio la cara por su compañera de edición.

Web oficial: GH


Escribe un comentario