‘GRANJERO BUSCA ESPOSA’: Adiós a las granjas -Programa 8- (I)

Pedro, Amara y María en una granja de burros zamoranos.

Ha llegado el último día de convivencia en ‘GRANJERO BUSCA ESPOSA’. De algunas con lágrimas, de otras con besos y de otras casi que a palos, todas las chicas han hecho sus maletas para volver a su rutina de siempre y pensar en todo lo vivido con sus granjeros.

PEDRO: AMARA Y MARÍA.

Pedro ha pasado todo el último día temiendo al momento de la despedida. Incluso da por hecho que le puedan ver llorando y todo. Aunque como dice él, “Si ya me han visto en calzoncillos, qué más me da que me vean llorar”. Será cosa del final de la convivencia que los ánimos se hayan calmado en la casa de Pedro. Las broncas con María han desaparecido y eso ha traído mejores aires para todos.

Amara ha salido a montar en bici con Pedro. El paseo ha terminado con una conversación entre ambos clara y concisa. Pedro, aun sintiéndose muy a gusto con Amara, siente que no termina de conectar con ella por sus formas aniñadas y así se lo ha hecho saber, “El amor no ha surgido en esta granja”. Amara, con un par de narices y elegante como nadie, ha sabido encajar el golpe de la mejor manera posible. Una niña que ha demostrado ser toda una señora ofreciendo uno de los mejores momentos de la edición, llegando a dar la razón al granjero en lo de quedar mejor siendo amigos para después contar su verdad a la cámara, “Cuando me ha dicho que solo hay amistad me he sentido un poco mal. Eso debe ser que me gusta”.

La despedida fue fácil y calmada, como si ninguno de los tres fuese amigo de los espectáculos, aunque las caras tristes sean algo difícil de esconder.

JULIÁN: SAFITA Y SILVIA.

En esta granja está todo el pescado vendido. Safita perdió su oportunidad por culpa de sus mil y una quejas y Silvia, tan retorcida y manipuladora como fue, supo hacerse su huequito junto al corazón del granjero, un Julián que sigue pareciendo tener poca sangre para todo. Pero si a la chica le gusta, ¿quién soy yo para chafar nada?

Haber conseguido conectar con Julián ha relajado a Silvia hasta el punto de no parecer la misma de programas anteriores. De repente pasea del brazo de Safita y ambas comparten confidencias tumbadas a solas junto al río. Safita también ha puesto de su parte. Y es que no hay tontería más grande que crear discordia en un lugar en el que, ya que vas, para qué te vas a meter en complicaciones pudiendo disfrutar de los últimos días.

En esta despedida sí que hubo lágrimas, pero fueron las de la madre de Julián, que no pudo aguantar la situación y arrancó a llorar como una descosida. Besos y abrazos para todo el mundo y el asunto pendiente de pensar en la que puede ser la relación entre Silvia y Julián. Las dos chicas se volvían a marchar juntas y agarradas del hombro. Buen rollito,oiga.

Web: GBE


Categorías

Reality Show
Etiquetas ,

Mundo Reality

MundoReality era una web dedicada al mundo de los Reality. Actualmente está integrada dentro de la sección Reality en http://www.mascorazon.com/category/reality-show/

Escribe un comentario