Hijos de Rocío Durcal demandan a su padre

Durcal

Luego de la muerte de la cantante española Rocío Dúrcal, en el 2005, todo ha ido de mal en peor para su viudo, Antonio Morales. Primero, éste cayó en una profunda depresión que lo llevó al alcoholismo y posteriormente escribió unas memorias donde confesó al mundo que había sido infiel a su esposa, una declaración bastante desacertada que produjo el enfado de sus dos hijos mayores, Carmen y Antonio Morales Jr.

Pero eso no es todo. Según la revista Hola! de  España, un desacuerdo en la repartición de los bienes de la artista ha hecho que Carmen y Antonio reclamen a su padre por la vía legal la parte que les corresonde y que parecen no haber recibido.  Tal y como indica la revista española, el testamento de Dúrcal se firmó en 1992, en Madrid, catorce años antes de su fallecimiento.

Se supo que en ella, la intérprete dejaba a su marido el tercio de libre disposición de la herencia, además de la cuota legal usufructuaria de la misma (el total de ambos sobrepasa el millón de dólares). En lo referente a sus bienes, créditos, acciones y demás, legó como herederos universales a sus hijos.

Pero el problema surge cuando los hijos se enteran de la existencia de otras propiedades que no se incluyen en el testamento ni en la escritura de repartición hereditaria.


Escribe un comentario