Jesulín y las mujeres

Cámaras ocultas ‘made in choni´s’, una fila de sillas ocupadas por amantes y sus lenguas de serpiente y un poquito de papeleo “looking for the cárcel” lideraron la noche del martes entre las cadenas privadas. Lo único que faltó por sacar de Jesulín de Ubrique en el especial ‘La pesadilla de Jesulín’ emitido por Telecinco fue el corazón recién arrancado del torero.

Desde contar que una de las “primeras veces” -o quizás la primera- fue con una enana que trabajaba en un circo, a su fetichismo con los zapatos de tacón y la ropa interior, pasando por lo de levantar la mano a una mujer, la misma que abortó por haberse quedado embarazada de él. Todo eso y más fueron los temas que consiguieron eclipsar casi del todo a la posible pena de cárcel de su mujer, María José Campanario. Como siempre, conocida por todos nuestra pasión por la sangre.

Verónica Salas, ex-Jesulina de profesión, sorprendía al público con las imágenes de unas cámaras ocultas hechas a un amigo íntimo del torero y a la que parece ser la actual amante de Jesulín, Mª Carmen, en la que relataba sin ningún tipo de tapujos lo bien que lleva vividos estos últimos nueve meses en compañía del torero. La susodicha presume de haber vivido -pues se ha ido muy enfadada hace poco- en un piso alquilado que pagaba Jesulín. Y no solo eso, pues el torero también le daba dinero para que se comprara sus cositas, “Me voy a gastar el dinero en ropa y borracheras”. Esta señorita, además de referirse a la Campa como “cornuda” y “retaco”, se permite la licencia de hablar de la inminente separación de la pareja. Sobre las imágenes del amigo, destacó la parte en la que afirmaba las continuas visitas del torero a prostíbulos por el hecho de “buscar fuera lo que no tiene en casa”.

Como viene siendo habitual en estos casos, la sombra del montaje por parte de Verónica Salas está a la orden del día. Demasiada información y demasiado fácil. De todas formas, las imágenes de esa cámara oculta solo fue la punta de un iceberg totalmente creado a base de ex amantes. Me da a mí que el contenido del programa, así tan bizarro como fue, no ha tenido que caer nada bien en ‘Ambiciones’.


Escribe un comentario