Joaquín Cortés es el padre legal de un niño de quince meses

cortesPara los que hayan sido asiduos de los chismes nacionales ya sabrán de donde viene todo esto. Para los que no, aquí me dispongo a hacerles un resumen.

No hace muchos años, obviamente, el bailarín Joaquín Cortés, mantenía una relación con la que era su asistente personal, Cathi Asumu. Y es que es lo que tiene un trabajo de 24 horas juntos, donde si no terminaban pasando la noche en la casa del bailarín, la terminaban en la casa de la asistente. Y si el roce hace el cariño, el cariño hace unos niños hermosos como soles.

Pero claro, si todo se hace como se tiene que hacer y no nos dejamos llevar por los impulsos, después, se tome la decisión que se tome, seguro que todo saldrá mejor, pero no fue este caso, ya que el contrato de trabajo de Cathi fue rescindido una vez se supo que estaba embarazada. Vamos… que no hace falta explicar mucho el interés del bailarín en ese niño.

asumuAsí que Cathi presentó una demanda contra el bailarín por no querer hacerse cargo del niño en junio del 2008. Cuando Joaquín fue llamado a presentarse en noviembre del mismo año, no se presentó, pero si lo hizo en el mes de febrero del año actual, donde decía que no recordaba haber mantenido relaciones con la demandante (que digo yo… que esa excusa… y la de escuchar voces… están quemadas quemadas, no?). Así que el bailarín dejaba una puerta abierta a las pruebas de ADN, pruebas a las que tampoco se presentó. Y claro, no presentarse a las pruebas es lo que tiene, que eso y perder el juicio es todo una, por lo que Joaquín está obligado a conceder sus apellidos al hijo de Cathi: ”Ofíciese al registro civil para que se proceda a la rectificación de los apellidos del menor en la inscripción de nacimiento obrante en el mismo”.

Cathi, que ya había bautizado a su hijo el pasado mayo con sus apellidos de soltera, Martínez Asumu, ha decidido que el apellido real del padre, Pedraja, irá en segundo lugar.

Fuente: Vanitatis


Escribe un comentario