Katy Perry rezaba por tener grandes atributos desde que tenía 11 años

Katy Perry creció en una familia donde la fe es muy importante, por eso no es de extrañar que la pusieran a rezar todas las noches cuando niña. Ella lo hacía sin chistar y sus padres quedaban encantados.

Lo que sus progenitores no sabían era para qué rezaba realmente.

¿Para tener salud? No. ¿Para que se le cumpliera su deseo de tener un pequeño horno de microondas para hacer pastelillos? Tampoco. Katy Perry rezaba para que Dios le diera grandes atributos. Así como suena, Katy Perry soñaba desde los 11 años con tener un busto prominente.

Y mira tú, al parecer sus plegarias fueron contestadas.

La cantante recuerda que de niña no había nada prometedor en cuanto a sus curvas por lo que comenzó a rezar por tener un poco más de pecho cuando fuera grande. Conforme fue creciendo su figura curvilínea se fue haciendo cada vez más notoria, al punto que volvió a rezar noche tras noche, esta vez para pedir que el crecimiento parara.

Si es que no se puede tener a nadie contento.

Perry confiesa que por aquellos tiempos le decía a Dios: "Dios, para por favor. Ya ni siquiera puedo ver mis pies. ¡Por favor para!".

Vía | Globopop


Categorías

Cantantes
Etiquetas ,

Francisco

Apasionado de Internet, la informática y los gadgets. No me podría importar menos la vida privada de los famosos, aunque sí que me gusta saber lo que hacen en el terreno profesional, ya sea en el mundo del cine o de la música.

Escribe un comentario