Kiko Matamoros hace las pases con sus compañeros de ‘Sálvame’

Kiko Matamoros ha cerrado finalmente el pequeño capitulo de ataques que recibió de sus compañeros de Sálvame, quienes aseguraban que era un lengua suelta que contaba a personas como Aída Nízar todo lo que le confiaban.

Todo en un episodio más de Sálvame, lleno de lágrimas, abrazos y aclaraciones, por supuesto.

Eso sí, Matamoros sólo quería ir al plató a arreglar las cosas con Mila Ximénez, pues lo que dijeran las demás lo tenía sin demasiada preocupación. Y el propio Matamoros lo dejó claro al afirmar:

“Estoy regular pero con ganas de dar respuesta a un linchamiento que me parece repugnante. Tengo ganas de hablar fuera del plató con Mila, que es la única que me duele porque la he considerado una amiga. Lo demás me lo esperaba”

¿Y por qué arremetieron contra él? Pues el tío tiene una teoría: la envidia.

Así lo soltó:

“La envidia no tiene límite y hay quien se las da de periodista y viene aquí a merendar. Gente como yo les agrede porque yo no presumo de ser periodista pero, junto con Kiko Hernández, posiblemente sea el que más información aporta. Hay quien se dedica a llorar por los platós para venir más días y de gente así me lo espero. De esos mediocres me lo esperaba, de esos cobardes. De quien no me lo esperaba era de Mila porque la quiero”

¿A quién se habrá referido? Jo…

En fin, que después de aclaraciones, disculpas, lágrimas y un largo intercambio de palabras, los chicos hicieron las pases y quedaron tan contentos.

¿Que disculpas por qué? Pues porque aunque Kiko Matamoros nunca ha contado nada sobre sus compañeras a Aída Nízar, sí que lo ha hecho a  otras personas en alguna que otra ocasión, como a Antonio David.

Vía | Sálvame


Escribe un comentario