La baronesa Thyssen saca la artillería pesada

baronesaEl culebrón “No sin mi pasta”, lejos de volverse aburrido, toma más fuerza que nunca, gracias a Carmen Thyssen.

La baronesa recibía la visita de su hijo Borja en el Museo junto a su abogado, para reclamar las dos famosas obras que el difunto barón regalase al hijo de esta. Carmen explicaba que tanto sus obras como las de su marido se rigen por las leyes inglesas, leyes que no reconocen la herencia legítima que reclama Borja, “El abogado de Borja no conoce bien las leyes británicas o a lo mejor no sabe leer en inglés”.

Lejos de quedar Borja exento de comentarios, según publican algunos diarios, su madre cargaba contra él diciendo que “forma parte de una secta que le reclama dinero, con muchos gastos, con gente extraña a su alrededor; ha contratado una asesora de imagen, me impiden verle, poder hablar con él… está abducido”.

La baronesa hacía referencia a las ya míticas pruebas de paternidad de su hijo y quiso dejar clara su verdad, asegurando que ella jamás le pidió esas pruebas a Borja, “Fue Blanca quien propuso la prueba… y se sacó una casa de seis millones de euros. Yo se lo podría haber pedido porque soy su madre, pero nunca hubiera involucrado a su mujer. Eso solo lo hacen para desprestigiarme. Me gustaría ver al niño más a menudo. Sólo me ha permitido cogerlo en brazos una vez, y porque había foto”.

No hace falta que diga que todo este maremoto seguirá… y seguirá… y seguirá… y que yo lo seguiré esperando con los brazos abiertos.

borjablanca

Fuente: Telecinco


Escribe un comentario