La difícil entrevista de Ivonne Reyes (I)

Aun con este título, seguiré opinando que no hay entrevista difícil siempre que esta sea pagada. Y todos sabemos qué programas son los que mejor pagan. La dificultad encontrada, desde mi punto de vista, estaba en el hecho de tener que hablar de un tema tan delicado como es un hijo y de su padre. Padre que no conoce al pequeño pero que en su día sí supo del embarazo. Este es un tema fácil a la hora de querer hacer una entrevista/espectáculo que, además, suele gustar mucho cuando se producen así. Pero en el caso de Ivonne Reyes, la entrevista de desarrolló calmada, con algunos silencios eternos en los que pensar las palabras adecuadas para no caer en el show pero sin esconder verdades, aunque estas tuvieran que ir acompañadas de adornos para, quizás, no parecer que dejaste caer una losa encima de la cabeza de nadie.

La presentadora se sentaba en el plató de ‘Sálvame Deluxe’ para hablar de la demanda de paternidad que interpuso contra el (supuesto) padre de su hijo, Pepe Navarro. Ivonne aparecía con gesto de calma y cautela, pues es vox populi la desconfianza que levantó que surgiera este tema después de diez años y por su parte. Y fue ahí donde me empezaba a ganar a mí, pues en ningún momento sentí que intensase “vender la moto” a nadie.

Fuente: Sálvame


Escribe un comentario