Lo que Kate Middleton no podrá hacer de ahora en adelante

¿Quién dijo que ser esposa de un príncipe era fácil? Claro, tienes dinero y tiempo de sobra para invertir en lo que se te ocurra, aunque esto no quiere decir que puedas hacer lo que te venga en gana. Porque a la hora de darle el "sí acepto" a un príncipe, tienes que hacerte a la idea de que de ahora en adelante no podrás vivir tu vida como antes.

Y si no que le pregunten a Kate Middleton, quien de ahora en más no podrá ni siquiera compartir su opinión respecto a temas sociales, políticos o tópicos sexuales. Al menos no en eventos públicos, en su intimidad es de suponer que otro gallo cantará.

Pero eso no es todo, tampoco podrá usar su nombre, tendrá que adecuarse al título que le dé la Reina Isabel II, ni podrá plasmar su firma en papeles que no sean oficiales.

La nueva flamante esposa del Príncipe Guillermo tampoco podrá volver a votar en ningún tipo de elecciones políticas, debido que la realeza británica es neutral en el tema. Y claro, tampoco podrá postularse a ningún tipo de cargo público.

Tampoco podrá jugar al Monopoly, ya que la familia real lo considera un juego "cruel y ambicioso", y tendrá que adecuar su manera de comer a la de la reina, ya que nadie puede terminar de comer antes que ésta o seguir consumiendo sus alimentos después de que la misma se declare satisfecha. Así que Middleton mejor se va acostumbrando a pasar hambre.

En fin, que a la tía le tomará su tiempo acostumbrarse a todos los protocolos de la casa real. Es por eso que el príncipe y ella han pedido dos años sabáticos, con el fin de "solidificar su joven matrimonio antes de que deban vivir su vida en función de los deberes de Estado".

Vía | El País


Categorías

Sin categoría

Francisco

Apasionado de Internet, la informática y los gadgets. No me podría importar menos la vida privada de los famosos, aunque sí que me gusta saber lo que hacen en el terreno profesional, ya sea en el mundo del cine o de la música.

Escribe un comentario