María José Campanario denuncia a Belén Esteban y ‘La princesa del pueblo’ le contesta (II)

Belén acostumbra -en exceso- a hablar de María José y de los problemas con la justicia que esta tuvo. A eso le mezcla siempre la poca atención del torero hacia su hija -la de Belén-, provocando que a la Esteban se le vaya la lengua de paseo y se acabe equivocando muchas veces, aireando los problemas con la justicia de la contraria. Eso está mal. Pero María José -y su familia- han tenido varios momentos “brillantes” en los que los insultos han brotado como las malas hierbas, insultos con nombre y apellido. La Campanario cuenta en la revista ‘Diez Minutos’ que incluso tiene que tomar pastillas para dormir, lo que -lo siento- me suena a teatro del malo. Belén ya ha contestado a María José, “Nos veremos en los tribunales. Ya puestos con las denuncias quizás me ponga a repartir yo también. Yo no he matado ni he robado a nadie. Otros no sé. Recuerdo cuando tu padre me llamó ‘drogadicta’, a lo mejor reparto para más de uno”.

La historia es fuerte y hasta de mal gusto diría yo. Pero aun y con esas sigo dando la razón a la Esteban, ya que su único fallo es ser “extra bruta”, con las secuelas en la lengua que dicho fallo conlleva. La Esteban, que yo recuerde, es muy pesada, pero no ha insultado ni amenazado a nadie, a no ser que se interprete como amenaza las veces que ha repetido -como mil- lo de “Si tiene narices que hable, que aquí todos tenemos de qué hablar”. Para mí una amenaza es otra cosa.

Fuente: Sálvame | Diez minutos


Escribe un comentario