Marta Sánchez no se mezcla con cualquiera

martasanchez

Puede que este tipo de titular, en algún otro momento me haya podido sonar pedante, pero esta vez, al menos para mi, es diferente.

Ya hablamos antes de la pasada fiesta de Legendario donde más de un periodista se llevó el pescozón de un gorila. Pues bien, la lista de invitados era más extensa, ya que las fiestas necesitan de más famosos posando en su photocall. Y al ir viendo la plantilla que iba posando uno a uno, la verdad es que, gente llamémosle “actual” o con apariciones punteras recientes, no fueron muchos. Encarnita Polo es habitual en las fiestas y es una mujer que siempre atiende a todo el mundo. Rappel pues… hombre… es Rappel… ni sí ni no… otro habitual en las noches y un personaje querido. Y aparte de alguna modelo, el resto era carne de la ola de “nuevos famosos por ser nada”, y eso no le gusta a cualquiera.

Una de las personas que no aparecieron, perdiendo así todo su caché, fue Chayo Mohedano, sobrina de Rocío Jurado y habitual extrema de los programas del corazón, cosa que parece impedir que crezca dentro de su carrera musical, que es lo que a ella le importa, o eso nos quiere hacer ver.

campa1Pero luego está esa gente que lleva luchando su buen montón de años para labrarse un nombre y una carrera de éxito. Gente que en estas fiestas y desde hace unos años, tienen que verse compartiendo photocall con todos esos “nuevos nombres”, algunos de dudosa reputación.

La cantante Marta Sánchez era una de las invitadas a esta fiesta de Legendario. Pero cuando se enteró que su compi de photocall era Maria José Campanario, dijo que nanai, que en casa se está mejor. Y menos mal que no fue… porque si llega a ir y se ve enmedio del espectáculo bochornoso de la Campa con sus gorilas y el ex-Ana Obregón, Darek, creo que hubiese acabado buscando un agujero en el suelo donde esconderse.

Fuente: Vanitatis


Escribe un comentario