Marujita Díaz: ¿Homófoba y retrógrada o solo chochea? (III)

La valentía de Maruja desaparecía cuando la madre de Amor, Mensi, entraba por teléfono para poner a la folclórica de vuelta y media, “Esa es la educación que usted tiene, señora”. La de la nariz de payaso abandonaba el plató en un mar de insultos y abucheos de un público que llegó a romper unas fotografías que tenían. Kiko, como siempre, aprovechaba la acción para meter más cizaña, “Maruja, mira lo que hace tu público con tus fotos. Las han roto y las han tirado”. “Lo siento mucho. Prescindo de este público también”, respondía Maruja.

Amor, ya de vuelta en el plató, y con Maruja atosigando al director del programa con su verborrea habitual, daba una oportunidad para que ese pronto de Marujita, digno solo de el peor de los ultras, quedase en eso, un simple calentón, “Yo no soy reencorosa. Si ella se disculpa yo le doy un abrazo y le perdono”, todo eso mientras su madre seguía dando voces de fondo, amenazando con denuncias y tal.

Jorge Javier ponía fin al asunto diciendo a Maruja que reconociese que había metido la pata. La folclórica terminaba con un “Yo no he metido la pata, la ha metido… él”, a la par que era lapidada por los insultos de público y colaboradores.

¿Qué decir de semejante bochorno?. Es lo malo que tiene cuando una persona de su edad, ya con la cabeza a medio perder, opta por tomar un rol violento, homófobo y racista. Menos mal que aun nos quedan viejas glorias que, aunque ruidosas de vez en cuando, todavía se suben encima de unos taconazos de vértigo a cantar con Fangoria y seguir creando historia.

(-Pero qué le vamos a hacer. Está vieja y no le riega bien.)

Fuente: Sálvame


Un comentario

  1.   alu dijo

    Le pasa como a Franco, odiaba a los homosexuales porque era uno de ellos, reprimido.

Escribe un comentario