Michelle Obama, ¿La nueva Jackie Kennedy?

Todos recordamos a Jacqueline Bouvier Kennedy, hija de un corredor de bolsa de ascendencia francesa y nieta de prestigioso banquero, que en 1961, se convirtió en la  primera dama de Estados Unidos, la más joven de la historia. Y durante su breve periodo como inquilina de la Casa Blanca fue lo suficiente para que su estilo no pasaran desapercibidos captando la atención del mundo de la moda.

Y, ahora, Michelle LaVaughn Robinson, nacida en el seno de una familia de clase media baja de Chicago, capta la atención al llegar a la Casa Blanca como esposa de Barack Obama. Cuarenta y ocho años y un mar de cambios separan a estas dos mujeres, pero paradójicamente, y aunque la distancia entre ellas es infinita, el mundo se ha empeñado en buscarles un punto en común llamado estilo.

Jackie.O es un icono que ha perdurado en el tiempo y que sigue marcando tendencia, sobre todo, entre mujeres de relevancia política como. Jackie Kennedy es recordada por sus impecables trajes de chaqueta, sus enormes gafas negras, sus tocados, y su buen talento para las relaciones públicas, las fiestas, y el poder. Su diseñador de cabecera se llamaba Oleg Cassini y su matrimonio con Onassis la hizo perder la cabeza por el exceso.

Michelle es una mujer mucho más normal y un estilo que dista mucho de la impostada exquisitez de Jackie, cuyo papel como mujer del presidente se ciñió a dar de qué hablar, y lo sabía hacer muy bien, pero que casa con el prototipo de mujer trabajadora americana y sobre todo, con el de mujer actual y nada pretenciosa.


Escribe un comentario