MOMENTOS BORRABLES: El disco de Jesulín de Ubrique

jesulinY con él empezaron las corridas de toros exclusivas para mujeres… que ya es decir.  Jesulín de Ubrique, un niño cuya fama dentro de las plazas de toros crecía por días. Todavía tengo en la cabeza esa imagen que me contó una tía mía, que fue a una de sus corridas para mujeres en Córdoba, de la lluvia de bragas y sujetadores que caían después de cada faena.

Pero las corridas de dentro de la plaza no eran tan sonadas a nivel mediático como las de fuera. Mil y una chicas que aseguraban haber estado en la cama con él cuando aun era pareja de Belén Esteban. Las mismas mil y una que fueron programa por programa sacando tajada del nombre del torero.

Pero eso no era un “stop” para él. Y en vez de pisar el freno y dedicarse a su trabajo, que era lo que de verdad le daba dinero, él prefería salir en todo tipo de programas en televisión.

Hubo uno de esos programas en el que hicieron que Jesulín cantase en un karaoke… y el chico, la verdad, que lo no lo hizo mal. Pero lo que no me podía imaginar de ninguna de las maneras era que a los pocos meses, Jesulín se presentara como cantante en el Festival de Benidorm. Para hacer una comparación que entienda todo el mundo, sería como presentar a Marilyn Manson en American Idol y pedirle que cante una canción de Whitney.

Pues Jesulín grabó su disco del que salieron los singles dignos de apocalipsis y fin del mundo, “Toda toda toda” y una versión incomible de “Háblame del mar, marinero”.

Pero las burlas eran tan bestiales y humillantes, que acto siguiente decidió “dejar el mundo de la canción” (en el cual ni siquiera entró), para dedicarse en exclusiva a los toros… que a fin de cuentas era lo suyo y tampoco recibía las críticas deseadas por eso ultimamente.


Un comentario

Escribe un comentario