Operación: “A por la cabeza de la Esteban” (III)

Habiendo pasado ya la moda de los ataques a su persona -enfermedad mal llevada, adicciones, incultura…-, parece que la nueva táctica a seguir está siendo la de buscar en la basura las “pruebas” suficientes para poder meter a la familia en medio -desahucios, ex novios, agresiones, amantes, ración extra de hermanos…-. Las últimas adquisiciones para el defenestre de la Esteban han terminado de rizar el rizo de lo ridículo. Primero por lo de la supuesta agredida alcohólica presuntamente untada por Korpa -una miseria, por cierto-. Segundo por lo de ese ex novio de hace ya no se cuantos años que en cada una de sus confesiones aprovecha para cambiar algo más que puntos y comas en un mismo día. Y tercero por lo de la hermana de la que se supone es la amante de Fran, marido de Belén. Hermana que de tal tiene solo el nombre, pues el título no parece habérselo ganado, traicionando a su hermana y a su madre, de las cuales era el mismo Fran el que, por teléfono, cubrió de halagos en el programa ‘Sálvame Deluxe’. Fran confirmó su amistad con esa familia y no entró en detalles.

¿De verdad la competencia es capaz de jugar tan mal, limitándose a rebuscar en la basura del vecino en vez de trabajar de verdad, o realmente son solamente eso, los cuatro frikis de turno en busca de un sueldo extra para el verano?


2 comentarios

  1.   Vero dijo

    a la Esteban la está todo bien empleado, porque ella tambien critica a todo el que se la pone por el medio (y no digamos si s de ambiciones ) que deje en paz a esa familia y la irá mejor, que se preocupe de su vida que ya tiene bastante y no sea tan mal hablada que no sabe nada mas que decir palabrotas (menuda educación la está dando a su hija)

  2.   El Gato dijo

    No puedo estar en más desacuerdo contigo. Se puede ser mal hablada y no soltar los perros por la boca que sueltan los de Ambiciones. Ni punto de comparación.

    No por mejor hablar se da una educación mucho mejor. Todo eso queda en casa y eso no lo ves, ni tu ni nadie.

Escribe un comentario