‘OPERACIÓN MOMOTOMBO’: Sin predisposición al cambio (II)

"Me gustas"

Mayka no soporta la soledad. Ha contado cada hora que ha pasado sola en la casa y ya van catorce. Le extraña que, casualmente, sea hoy el día que más se han retrasado todos en llegar. Cuando llegan sus compañeros, no está muy por la labor del buen rollo con ellos, que vienen contando sus peripecias en el agua. Por fin se dan cuenta de la poca cena que tienen para hoy, así que pretenden preparar también el arroz que tenían del día anterior, pero eso sería saltarse las normas y tendrían una penalización. Al final acatan las normas.

Vamos a por otro día. También llegan tarde, como de costumbre. Las tareas del día son, Nuria y Josewi vivirán todo el día como si hubieran nacido en el lugar, acatando las tareas diarias de una familia; Ricardo, Irina y Mayka tendrán que encargarse de la limpieza en una granja de cerdos.

Nuria y Josewi comienzan sus tareas yendo a moler maiz. Lo que los chicos no sabían era que nada es gratis. Nuria se compromete con Celestino -el señor que les ha ayudado en su tarea- en pagarle con algo. De vuelta en su casa por un día, Nuria se quedará cocinando con su nueva madre y Josewi irá a por agua con su nuevo padre. Ambos han conversado con sus respectivos nuevos familiares sobre sus costumbres en España y han recibido consejos. Nuria ha preparado unas rosquillas para pagar a Celestino, aunque algunas se le han quemado por no haber prestado demasiada atención al horno. De todas formas, Nuria se muestra contenta con sus rosquillas. Josewi ha tenido que poner a prueba su fuerza bruta. Lo de sacar agua del pozo solo con las manos ha sido una tarea más dura de lo que esperaba. Como siempre, los malos modos y los arranques a destiempo han ocupado parte del tiempo de trabajo, recibiendo por ello un consejo de lo más adecuado de su nuevo padre, “Si no puedes, solo tienes que decirlo bien. Con buenos modos se consigue mucho más”. Juntos de nuevo, Josewi ha ayudado a Nuria a montar en un caballo y así ha sido como han ido a pagar a Celestino su deuda del día.

El día de Irina, Mayka y Ricardo ha sido muy diferente. Recien empezando a vaciar el colector de los cerdos, Mayka ha empezado a quejarse de un tirón en la espalda y no ha podido seguir con el trabajo por un rato. Veremos a ver que le duele después. Mientras, Irina y Ricardo han empezado a limpiar las cochiqueras. Por un momento parecía que, dentro de su eterno asco, conseguirían terminar su trabajo como es debido. Nada más lejos de la realidad. Los tres han acabado abandonando su puesto de trabajo, siendo penalizados con tener que volver a la obra y recuperar allí las horas perdidas. Las dos chicas debían picar en una pared y Ricardo cavar una zanja. Mayka e Irina cumplen -a su manera- su cometido, pero Ricardo no, aunque dice haberlo hecho. Todos vuelven a la casa.

Esta vez ha sido Mayka quien ha tenido la oportunidad de hablar por teléfono con sus padres. Esta arrancaba a llorar desde el primer segundo, reconociendo cada uno de sus errores. Lo que más le ha chocado a Mayka es el estado en el que viven la gente de la aldea. Ahora, lo que le preocupa es que, a su regreso a España, todo tome el camino adecuado, “Espero que cuando llegue, todo cambie”.

Empieza otro día… tarde. Esta vez, todo el grupo tendrá que cumplir un horario para realizar tanto las tareas de la casa como las del trabajo. Nuria y Ricardo serán los encargados de hacer la compra y preparar el almuerzo y la cena. Tendrán un límite de hora para las dos comidas. De no cumplirlo, no podrán comer. Josewi y Mayka aprenderán a reciclar papel. Irina irá directa a la obra.

Mayka habla con su familia

Web: OM


Categorías

Reality Show
Etiquetas ,

Mundo Reality

MundoReality era una web dedicada al mundo de los Reality. Actualmente está integrada dentro de la sección Reality en http://www.mascorazon.com/category/reality-show/

Escribe un comentario