OPINION: Si o no a la intimidad del famoso (2ª parte)

paparazzi

Vamos a seguir con la segunda parte del post de opinión que empezamos ayer:

TIPO 2: FAMOSOS POR SU TRABAJO Y SU VIDA PRIVADA

Aquí podríamos hacer una lista casi interminable de todo tipo de famosos que, aunque realmente notables por su trabajo, parece que no pueden evitar meterse en algún lio (o algunos cientos), atrayendo de esa manera a un buen montón de periodistas un día tras otro a las puertas de sus casas. Este tipo de famoso también tendría su aquel con el tema de la venta de exclusivas.

Vamos con ejemplos:

pantojamuñozHace dos días escribía acerca de Isabel Pantoja y sus ganas de fumar en los aviones. Pues bien, he ahí el ejemplo perfecto de persona que, aunque conocida y respetada por su trayectoria musical en este caso, no puede evitar bajar escalones con cada noticia de su vida que aparece en las revistas (noticia… que no exclusiva). Una mujer que en los últimos años, han sido más sonados sus problemas por tramas de corrupción y blanqueo de dinero, gracias a haber sido pareja de el ex-alcalde de Marbella, Julián Muñoz, que sus discos y conciertos. Veranos plagados de “una de cal, una de arena”, o lo que es lo mismo, un concierto que es todo un éxito, ocupando paginas en los periódicos del día siguiente y otro que no se llega a dar por problemas que nunca quedan claros a nadie, dejando lugar al rumor. Y cuando va terminando la temporada, que por cierto, este verano a sido, si no nula, casi nula, nos mete una exclusiva de por medio para sacar ese dinerito que n0 ha ganado con los conciertos. Isabel, a mi manera de ver las cosas, y teniendo en cuenta que no es una persona que necesite de mucho para tener una buena imagen gracias a su trabajo, parece que prefiera estar siempre, directa o indirectamente, en el ojo del huracán. Por lo que se empeña en no darse cuenta que la primera en invadir su preciada intimidad es ella misma con sus acciones. Y si no que le pregunten a una de las tantas grandes voces españolas que tenemos y no ocupan portadas de revistas con exclusivas y rumores.

saramontieljovenDespués tenemos también a las que llamaríamos o llamamos, CON TODO EL RESPETO, “las viejas glorias”. Actrices y cantantes de cuando los padres de los que ahora tenemos treintaytantos eran jóvenes, que ahora, sin hueco ninguno en el cine y mucho menos en la música, se dedican a recorrer platós de televisión, tirándose de las pelucas las unas a las otras, mientras aparecen con novios 40 años más jóvenes que ellas, que luego aprovecharán también el tirón televisivo para sacarse unos milloncitos. Frases como “¿Pero qué pasa?, ¿pero qué invento es esto?”, salida de la boca de Sara Montiel en el día de su “boda” con aquel cubano que al tiempo tachó de gay y de usar sus zapatos de tacón para andar por casa, ocuparon todas esas de revistas que antaño hablaban del gran icono que fue esta señora… señora que ahora se conforma con sacar dinero con estas ridiculeces pactadas.

Pues bien, esos son dos casos claros de famosos que, por una razón u otra, acaban siendo portada por cojas ajenas a sus trabajos… unas veces involuntariamente… y casi siempre previo pago. Por lo que acaban siendo ellos mismos los que se encargan de dejar sus puertas y ventanas abiertas para que todo el mundo mire… cuando a ellos les conviene.

montiel


Escribe un comentario