Pipi Estrada: Televisión a cualquier precio (II)

Pipi y Miriam, amantes de lo kitsch.

Si malo es no tener tirón en televisión, peor es recurrir a lo fácil para intentar aguantar unas semanas más. Pipi y señora comenzaban su guerra contra Belén Esteban, enfrentando a programas y colaboradores. Aquí Pipi parecía manejar a Miriam como Jose Luís Moreno a sus muñecos, pues las palabras que sonaban de boca de la colaboradora eran las tan repetidas y añejas usadas por el “periodista” en sus mil y un ataques en busca de pasta. Pena que después de tanto gastar saliva, el contrato de Miriam no haya sido renovado.

Así que Pipi vuelve a sus típicas andadas. De nuevo ha tocado aguantar al papanatas master de Telecinco con sus coletillas de siempre cuando se queda sin argumentos, sus acusaciones repletas de titubeos, de verle tragar saliva cuando intenta hacerse el valiente y, por desgracia, tener que verle recurrir a los ataques bajos para después, dentro de unos días o semanas… COMO SIEMPRE.. bajarse los pantalones -que casi ya ni se los sube de tanto tiempo que pasan por los suelos- para pedir un falso perdón con el que asegurarse algún plató más. Obviamente me estoy refiriendo al ataque de anoche contra Kiko Hernández, al que acusó de inventarse un cáncer para salir en televisión. Si rastrera es la acusación, vergonzoso fue ver la mirada desencajada del “periodista”, una mirada que lo único que transmitía era miedo.

Aun confío en que un día Pipi se levantará de la cama, se mirará al espejo, dirá, “¿Pero qué he hecho todos estos años?” y saldrá corriendo en un intento de tirarse por la ventana… y he dicho “intento”, pues siendo quien es, capaz que se tire, le caiga a cualquier inocente encima y terminemos de liar la pajarraca.

“-José Manuel, vuelve al deporte y deja de molestar de una vez.”

Fuente: Sálvame


Un comentario

  1.   Antigona dijo

    Enfrentamiento de Pipi con Kiko Hernandez
    Programa enemigos intimos de 14.09.10
    Es vergonzoso que alguien que presume de periodista, como Pipi Estrada, sea capaz de hacer un DAÑO GRATUITO a un ser humano. Se esconde en una verborrea zafia y falsamente ingeniosa para ocultar la falta de veracidad de sus argumentos.
    Pipi ha olvidado que su intento de exhibir un informe médico en un plató de televisión está castigado por la Legislación Española, o quizá no sabe que la información médica está considerada como un derecho a la intimidad.
    Deberían estudiar la asistencia de semejante persona que quita categoria a su programa.

Escribe un comentario