¿Qué espía debe pasar?

Aún me cuesta creer que vayan a mandar a dos concursantes a casita pero, según dijo Mercedes Milá la semana pasada, mañana entrará el último espía a la casa once. ¿Quién os gustaría que entrara? Yo lo tengo muy claro, y también tengo muy claro quién no deseo que entre bajo ningún concepto.

Quiero que la escogida sea Carolina. En primer lugar, porque ya tendría que haber entrado la semana pasada. Antes de que descartaran a Hans de entre los nominados, ella era la única que había apostado por la expulsión de Rebeca. Parece que el programa quería favorecer a Laura y por eso cambiaron la manera de apostar (aunque les salió el tiro por la culata). Además, siempre me ha parecido una concursante muy diferente a todos los de la casa once y creo que podría dar juego. Espero que mañana tenga suerte y sea ella la elegida.

En el lado contrario, creo que Laura no merece pasar. No me gustó nada su actitud cuando pasó lo de Lis, pero la rabia que tiene ahora por no haber sido ella la escogida por Rebeca demuestra que hay algo en su carácter que hace que tenga muy mala leche y que lo de Lis no fuera algo puntual. En lugar de criticar tanto a Rebeca y a Gerardo, tal vez tendría que plantearse qué es lo que hizo ella mal para no ser escogida (decir que es amiga de Saray a alguien que no la traga no me parece un acierto, precisamente). El programa le sirvió en bandeja que pudiera venderse a la expulsada, tal y como llevaba diciendo toda la semana, pero no supo aprovechar la oportunidad. Fue muy rastrera al intentar venderse dejando mal a sus compañeros por el hecho de haber entrado más tarde. Eso es jugar sucio, Laura.

La tercera candidata a entrar, Carol, me es más indiferente, aunque con tal de que no entre Laura no me importaría que pasara ella. Al menos sabemos seguro que discutirá con Gonzalo.


Escribe un comentario