Rebeca y su doble juego de dos caras

La concursante de GH11 Rebeca se ha merecido un capitulo aparte ganado a pulso.

Su doble juego de dos caras lo ha llevado tan lejos que ha conseguido que una gran parte de la audiencia no la soporte.

Si a eso se le suma su insuperable compañera, la muñeca “rosita” con la que habla cuando no sabe ni con quien hablar, y sus formas en unos momentos aniñadas, en otros insoportables y en otros inexplicables solo queda que sea nominada para que su expulsión sea un hecho.

Su juego nadie lo entiende, su personaje tampoco, su imaginación no tiene límites y está logrando sacar de quicio a todos, hasta a los mas pacientes.

La falsedad e hipocresía nunca fueron buenas compañeras en Gran Hermano y a lo largo de las semanas se están haciendo cada vez más acentuadas en Rebeca.

Habrá que ver que pasa…


Escribe un comentario