Resumen de la gala final de ‘Gran Hermano: El Reencuentro’ en la que Pepe se alzó con la victoria por segunda vez (II)

Nico y Ainhoa quedaban en tercera posición con un 6,8% de los votos. La posición de esta pareja estaba más que cantada, ya que su comportamiento no ha sido el adecuado ya casi desde el principio de este ‘Gran Hermano: El Reencuentro’.

A los de ‘GH5’ les esperaban en plató todos y cada uno con los que habían tenido bronca dentro de la casa. El sofá de los concursantes parecía un jaula de perros rabiosos. Tanto Chiqui como Melania, Andalla o Nicky -aun a medio recuperar de su reciente operaciónentre otros, sacaron la artillería pesada para poder poner a Nico y a Ainhoa en su sitio.

La “bronca” más original, y como no podía ser menos, fue la de Ana Toro. La granadina fue la única que no se molestó en levantar la voz o en hacer algún gesto insultante, llegando a pedir que “se le retirara el castigo para poder hablar”. Ana se limitó a reírse todo el rato y a hacer gesto de asfixia cada vez que Nico intentaba, sin éxito alguno, dedicar una buena palabra a “Isabel la Católica”. Mercedes Milá recriminó al italiano el uso del confesionario para tachar a su compañera de “loca” y pedir su expulsión inmediata -sin éxito de nuevo- por temor a ser “asesinado cualquier noche por la loca esa”.

Web: GH


Escribe un comentario