Si no fuese por Charlie Sheen, Courtney Love no sería drogadicta

Desde que Courtney Love se ha “recuperado” (o al menos eso dice ella) de su adicción a las drogas, se ha convertido en el terror de las celebridades. Porque aparentemente, en afán de convertirse en una mujer totalmente renovada, y dejar el pasado en el pasado, Courtney ha revelado varios secretos de famosos amigos que los dejan bastante mal parados con respecto a “abuso de sustancias prohibidas”.

Y en la larga lista de Courtney no podía faltar el problemático Charlie Sheen, quien (según Courtney) fue el anfitrión de una fiesta muy salvaje en la que Love se volvió dependiente del consumo de heroína.

“Una noche, mi novio de ese momento, que estaba trabajando para Ben Stiller, me llevó a una fiesta repleta de estrellas en la casa de Charlie Sheen en Malibu (california). Tom Cruise estaba allí, y también Madonna, y mi amiga Jennifer Finch, quien me convenció de inyectarnos. Allí comenzó mi verdadero drama con la heroína. “

La primera vez que Courtney probó la heroína fue en sus años de adolescencia, y lo único que recuerda de la experiencia, según sus textuales palabras fue  “despertar en un avión a San Francisco, que llevaba un abrigo de piel y un vestido de novia de China, con 10.000 dólares en mi bolsillo.”

Pobre Charlie Sheen, ¡ni siquiera Courtney Love lo deja en paz!


Categorías

Cantantes, Declaraciones

Marianela

Futura Comunicadora Social, atenta y comprometida con el correr veraz de las noticias en Internet. Amante de la música, la moda y gran conocedora de la cotidianidad de los famosos en Hollywood (aunque me atraen mas los escándalos. ¡¿a quien no?!). Residente en Rosario, la segunda ciudad mas importante de Argentina. Escorpiana: ácida, simpática y frontal. Amante de los animales, por sobre todas las cosas, de mi hermoso perro Adam Gilberto, quien lleva los nombres de mis 2 máximos ídolos musicales: Adam Green y Gilberto Cerezo (KINKY).

Escribe un comentario