‘SUPERVIVENTES’: Miguel Macías abandona -Resumen 31/05/10- (I)

Cada día que pasa en la isla se demuestra más la injusta expulsión de Javi Quiñones y el poco compañerismo que por allí hay. Bea ‘la legionaria’ tenía toda la razón en lo del famoso pacto entre las chicas famosas para ir abandonando la isla una por una. Y es que, al haber sido expulsada Carla la semana pasada y estando nominada Trapote para salir el próximo jueves -aunque la susodicha no cese en los pensamientos de por qué el público insiste en no echarla-, ahora es Mireia la que, cual Zarzamora, llora que llora por los rincones hablando con un mínimo hilito de voz. Así que la estrategia de Mireia para conseguir la nominación ya está en marcha.

Curiosa pareja la de Mª José y Parada. Los mayores del grupo, famoso y anónima, han encontrado una vía de escape genial en lo de poner a parir al resto de concursantes y con razón. Todos sabemos que comen poco y que las fuerzas cada vez flaquean más -menos para Rafa, que sigue sin hacer nada y si es por no gastar, me parece que no suelta ni el aire que respira-. Pero lo que ha chocado a Parada es que, sabiendo que todos comen lo mismo en la isla, ¿como puede ser posible que Mª José no pare de trabajar todo el día mientras los demás ocupan las horas en mirarse la entrepierna?. Las excepciones son las de siempre -Victor, Miguel y Oscar- y hasta para ellos está siendo difícil lo de mantener el ritmo de trabajo en la isla. Mª José no se ha cortado un pelo en decir lo que piensa de sus compañeros, “Son todos unos inútiles”.

Las energías de Parada no han terminado de sentar bien a los supervivientes. El presentador no cesa en la organización de absolutamente todas las tareas de la isla. No entiende por qué todos se pasan las horas muertas tumbados para después seguir quejándose de que no hay comida. Miguel y Román han sido los que peor se han tomado esas palabras, “No me gusta nada que uno que acaba de llegar nos pinte delante de la cámara como a unos vagos que no hacemos nada. Al final me va a hacer saltar”. El más vago de la isla, Rafa Mora, curiosamente da la razón a Parada, y es que el pobre es cortito hasta para ser un chaquetero.

Web: Supervivientes


Escribe un comentario