‘SUPERVIVIENTES’: De cuando la organización del programa escupió para arriba -Gala de expulsión- (I)

Noche para el recuerdo la de ayer. Lo que aparentaba sería la gala en la que los supervivientes más vagos desaparecerían por arte de magia, consiguiendo así que el concurso recuperase su espíritu real, acabó siendo la mayor de las cagadas -y es que no hay manera mejor de decirlo- de Telecinco. Jesús Vázquez adelantaba la noticia en ‘El Programa de Ana Rosa’ ayer por la mañana, “A la organización le sigue pareciendo que muchos están de vacaciones y eso se va a acabar. Esta noche habrá dos expulsados más junto a la elegida entre las nominadas”. Y por un momento fui feliz.

La gala comenzaba y la felicidad me fue arrancada de la manera más gore y sádica imaginable. La famosa penalización aparecía, pero no como la había imaginado. La organización acertó en el planteamiento pero no en la ejecución, pues no fueron los más vagos -de los cuales se han dicho los nombres en la isla hasta el hartazgo- los que cargarían con el muerto de la expulsión, sino que fueron los que sacaron peor tiempo en la primera parte de la prueba de lider: Carla, Trapote, Déborah y Javi. Ahora sería el público el que elegiría a los dos expulsados extra. ¿Cual era según mi punto de vista el error?. Pues que ni Javier ni Déborah pintaban nada en esa lista, donde sí tendría que estar Rafa Mora, al cual y para colmo dieron un toque de atención por sus malas maneras con el equipo del programa. Ya se sabe de la poca educación del mamarracho en cuestión, pero por si alguien aun tiene algún tipo de duda, a continuación dejo dos vídeos clave sobre el concursante de marras.



Las expulsiones de anoche fueron rápidas cual disparo a quemarropa. De las nominadas de la semana, Bea y Mª José, fue la legionaria la elegida por el público para abandonar la isla. Al contrario de lo que muchos esperaban, de Bea salieron besos y abrazos incluso para los que la habían insultado y aliado en su contra. Y es que Bea, burra es muy burra, pero tan así como es, sabe muy bien donde empieza y termina un concurso, que es lo que es a fin de cuentas.

Las expulsiones extras también se decidieron al instante. Déborah se salvó de salir expulsada. Carla fue una de las elegidas para abandonar la isla y el recibimiento de la noticia fue el que todos sabíamos. Un mar de besos, abrazos y agradecimientos. La modelo se cansó de la isla el primer día y aparte de penar cual zombie atado a una cuerda, la argentina no hizo nada más. Los dos últimos nominados eran Trapote y Javier. Todos sabían -pues se había visto en programas anteriores- de las ganas de salir de la isla de Trapote. Pero la audiencia, que como siempre va más del palo de los mediáticos, salvó de la expulsión a Trapote dejando a Javier destrozado y llorando sentado en un escalón. Javi acató las normas del programa y no quiso decir nada más. De nuevo la organización se confundió de programa, pues parecía tener más ganas de vivir un ‘Gran Hermano’ en una isla que un ‘Supervivientes’ de verdad.

Web: Supervivientes


Escribe un comentario