‘SUPERVIVIENTES’: De pruebas de recompensa y anónimos quejicas -Resumen 11/05/2010- (I)

Dicen que el que canta, su mal espanta y los famosos, en vez de dormir -porque, la verdad, no tienen donde- han ocupado parte de la noche en cantar. Bea y su falta de nicotina ha recurrido a ese repertorio ‘dance’ que tanto le gusta, y Consuelo -una sorpresa, la verdad- se largó a cantar, muy sufrida toda ella y metida en el papel, recibiendo sus buenos aplausos ante el sorprendido público.

Ya por la mañana, Higares confesaba no haber descansado absolutamente nada. Tiene uno de los dedos del pie morado y teme que lo pueda tener fracturado.

PRUEBA DE RECOMPENSA:
Famosos y anónimos han recibido la ropa que usarán para la prueba de recompensa de la semana. Ambos equipos volverán a jugar por separado. La prueba consistía en recoger por parejas unas planchas del mar. Dichas planchas estaban agujereadas e iban colocadas en un orden concreto. Una vez con las planchas bien colocadas, los concursantes podrían ver ocho vocales a través de los agujeros y podrían empezar a resolver un enigma. El resultado del enigma era la frase “SE LISTO Y SOBREVIVE”. El premio a recibir era distinto para cada equipo, “Con este premio conseguiréis ampliar las comodidades en vuestros campamentos”. Por el tamaño de las cajas se intuía que el premio para los famosos sería mayor, pues aun no tienen nada en su isla.

La organización de los equipos conseguía que fuesen los anónimos quienes, por segunda vez y por cuatro minutos de ventaja, si hicieran con la victoria. El premio que recibieron fue una lona con la que podrían cubrir la cabaña que habían construido, pues se aproximan tormentas para los próximos días.

Web: Supervivientes


Escribe un comentario