‘SUPERVIVIENTES’: Es de bien nacido ser agradecido -Resumen 07/07/10-

Parri y Mª José consiguen una pesca abundante

Los resúmenes de esta semana están siendo bastante aburridos. No echaré toda la culpa a los supervivientes, ya que hoy tampoco hay rastro de ningún mensaje del Cadejo. Una pena que estando tan cerca de la final, la monotonía sea la que mande en la isla.

Sin novedad en el frente. La actividad en la isla sigue siendo la misma de siempre. Por un lado Parri y Mª José pescando y buscando caracolas para comer y por el otro a los demás ocupándose del fuego, de intercambiarse bikinis y de criticar a los dos únicos que trabajan de verdad.

Las chicas -Sonia, Trapote, Debi y Malena- siguen sin encontrar motivos para entrar al mar a pescar. Todas sus excusas giran en torno al famoso tiburón que ronda las aguas. Cuando alguna de ellas parece tener un mínimo de iniciativa, las otras, como buenas amigas, se encargan de quitarle las pocas ganas de entrar al agua que tenga, a no ser que sea para tumbarse a la bartola, que para eso no hay miedo.

Trapote sigue en sus trece, hablando del comportamiento de los nominados y dando las instrucciones a seguir si se quiere “llegar a la final con gente con la que tengas buen rollo”. Realmente no se donde ha quedado esa Trapote llorona y amargada de no hace tantas semanas. ¿Será verdad que el público está esperando agazapado a que se termine de crecer del todo para devolvérnosla a España? Porque creo que ya se lo va mereciendo. “Parri está irascible. La culpa la tienen ellos por separarse del grupo”. Parece que Trapote sigue sin tener en cuenta el pacto que ella mismo ideó la semana pasada y que, por cierto, no se sabe nada de si lo penalizarán.

Mª José y Parri han preferido pasar toda la mañana pescando. Las horas de trabajo siempre tienen recompensa y la pesca de hoy ha sido de lo más variada. Pescado, caracolas, una nécora y un centollo. Todo el subidón provocado por la buena pesca ha durado apenas unos segundos después de haber llegado a la cabaña. Y es que, al contar a sus compañeros todo lo que traían, poco más que un gracias a media voz salían de esos que aplaudían y vitoreaban a Román o a Oscar. El gesto ha sentado bastante mal a Parri y así lo ha dicho en uno de sus confesionarios, “No nos han recibido con la mayor de las alegrías. No me siento valorado”. El único momento bueno lo daba Sonia al descubrir lo que era un centollo, “Un centollo, ¿eso que es? ¿Una cosa para comer?”

Tumbarse a la bartola en el agua no da miedo... pescar si

Web: Supervivientes


Categorías

Reality Show

Mundo Reality

MundoReality era una web dedicada al mundo de los Reality. Actualmente está integrada dentro de la sección Reality en http://www.mascorazon.com/category/reality-show/

Escribe un comentario