‘SUPERVIVIENTES’: Grietas en el grupo -Resumen 28/06/10-

Los supervivientes reciben una carta de Román

El paso del tiempo, el hambre, el aburrimiento y el ver como sus amigos van marchando uno tras otro cada semana, está consiguiendo que el ánimo de los supervivientes que van quedando sea toda una caja de sorpresas. Los cambios de humor están a la orden del día y las malas contestaciones forman parte de todas y cada una de las conversaciones en la isla.

Guille volvió a la isla con mangos que se trajo de la selva al igual que Trapote. Beatriz decidió compartirlos con sus compañeros, pero el ex triunfito no parece estar por la labor y comunica a sus compañeros su intención de comérselos todos. Cada uno le va diciendo que puede comérselos sin ningún problema, ya que todos habían comido algo previamente. Pero es en ese momento donde Guille decide cagarla con sus palabras, “No estoy pidiendo permiso. Lo afirmo. Me voy a comer los mangos”. Como era de esperar, la reacción del grupo no ha sido positiva. Aunque peor ha sido cuando Perdi, que aseguraba no haber comido ninguno, se quedaba con el culo al aire gracias a la conversación que Guille tuvo con Trapote, en la que aseguraba que habían comido juntos. De todos modos, no hacía falta tal conversación, pues han sido varias las ocasiones en las que Perdi y Guille han desaparecido juntos con la multiusos haciendo sospechar a todo el grupo. Pero igual que antes, eso a Guille le da igual, “Si tenéis algún problema, nominadme”.

El otro foco de atención en la isla ha vuelto a ser Mª José. La anónima, tras la marcha de Román, parece volver a retomar en algunos momentos la famosa batalla de famosos contra anónimos, sobre todo a la hora de comer, donde parece han vuelto a aparecer las reparticiones injustas. Mª José no está dispuesta a quedar la cuarta, ni la tercera, ni la segunda… ella quiere ganar. De nuevo ha vuelto a su ritmo de trabajo habitual sin pararse a pensar demasiado en cuales fueron los motivos de la expulsión de Román. Parri y sobre todo Debi están preocupados por el estado físico de su compañera y temen que le pueda pasar igual que al bombero.

Los supervivientes ya han empezado a construir la nueva cabaña. Todos colaboran en el trabajo, aunque todos por separado se pongan a parir y se tachen de vagos. Aunque las que más se empeñan en estar siempre trabajando son Malena y Sonia. Las dos rubias ya han tenido sus roces por haber sido las últimas en llegar y eso les ha sentado fatal. Sobre todo a Malena, que no para de hacer una cosa tras otra y, cuando alguien dice que no hace falta, siempre acaba respondiendo, “Luego no digáis que no he querido hacerlo. Si me necesitáis vengo enseguida”. Se nota que la rubia no tiene la más mínima gana de salir expulsada el próximo jueves.

El Cadejo ha traído una carta de Román. Todos se alegran por el mensaje de ánimo del bombero, pero en especial los anónimos. Debi, que es la que peor lleva la ausencia de Román, se ha acabado derrumbando. Desde el jueves pasado, Debi no deja de repetir que se quiere ir a su casa, que sin Román en la isla no quiere estar -casi parece que se hubiese enamorado de él-. Esperemos que esta carta le haya dado la suficiente fuerza para seguir.

Web: Supervivientes


Categorías

Reality Show

Mundo Reality

MundoReality era una web dedicada al mundo de los Reality. Actualmente está integrada dentro de la sección Reality en http://www.mascorazon.com/category/reality-show/

Escribe un comentario