‘SUPERVIVIENTES’: Miriam Blanco y Consuelo Berlanga, primeras expulsadas por el público (I)

Interesante -y en cierto modo previsible- la primera gala de expulsión de ‘SUPERVIVIENTES’. Anoche pudimos disfrutar de muchas novedades y, sobre todo, tuvimos que comernos con patatas muchas de las ideas que teníamos previstas, pues ni unificación ni nada. Famosos y anónimos se vieron las caras por primera vez, pero fue solamente para realizar una prueba de recompensa y nominar -por separado-.

Eran los anónimos los primeros en descubrir cual de ellos no llegaría a conocer a los famosos. Uno por uno iban saltando de una balsa al agua donde seguirían nadando hasta llegar a la isla. El concursante con menos apoyo por parte del público fue Miriam Blanco. Parece que a Miriam, su vídeo de presentación le ha costado su puesto en la isla. A mí también, si me dan a elegir entre Miriam y Nerea, me quedo con Nerea -aunque también me quedaría con Nerea si me dan a escoger entre ella y Mª José o Miguel-. Una vez los dos equipos en el refugio, comunicaban la decisión del público sobre la nominación de Consuelo y Perdi. Era la periodista la primera expulsada por el público.

Anoche, anónimos y famosos, combatieron para conseguir el fuego en una prueba de recompensa. Una prueba de lo más peliculera, sencilla a la par que dura. Un concursante de cada equipo, por parejas, irían en una plataforma sin poder moverse y haciendo un pequeño recorrido en línea recta donde, primero se mojarían y después tendrían que soportar las altas temperaturas del fuego. El primero en gritar o retirarse perdería. Eran los anónimos los que empezaban ganando las primeras tandas, pero los famosos supieron ponerse bien las pilas y aguantar como jabatos, consiguiendo el fuego para su campamento. Cada concursante tiene ahora una cerilla y deberán durar hasta el final del programa.

Web: Supervivientes


Escribe un comentario