‘SUPERVIVIENTES’: Otra prueba perdida por los famosos -Resumen 18/05/10- (II)

Los ánimos están un tanto caldeados en el equipo de los famosos. El kit de pesca no tiene nada que ver con el anterior y eso les ha sentado muy mal. Además, Rafa Mora -quien si no- encuentra que ha sido un error total haber escogido la cacerola, pudiendo haber escogido la lona para dormir sin mojarse o el pollo asado. Nerea es la única que parece pensar en positivo, pues ve una oportunidad genial lo de haber escogido el kit de pesca, “Si con tres anzuelos hemos pescado cuatro peces, imaginad ahora que tenemos quince. Pero tenemos que pescar todos y todo el día. No tenemos otra cosa que hacer”.

Los anónimos, ya en la selva, no han querido esperar para abrir la lata de aceitunas. Era Bea la que iniciaba la petición y todos la apoyaron, “Necesito comer algo salado ya”. Empezaron bebiendo el agua de la lata. Miguel se reía al verse así, “Nunca me hubiera imaginado bebiendo el agua de las aceitunas”.

Bea, que ya volvió un poco tocada al ver el estado en el que se encuentran sus antiguos compañeros, arrancaba a llorar, “¿Habéis visto como están?. Estaban llorando porque llevan tres días sin comer. Un mínimo de decencia. ¿Es que no estáis viendo cómo están? ¡Que son personas y no tienen fuerzas, no pueden ni moverse!. Sé que son todos un atajo de interesados, pero los conozco y son personas”. El llanto de Bea parece no conmover a nadie. Mª José dice a Bea que no entiende el por qué del llanto si esto es un concurso y además procura soltar una de esas lanzas que demuestran hasta donde es capaz de llegar, “Yo no les robaría nunca, pero tampoco les pienso regalar nada”.

Mientras, los famosos, al contrario que Bea, ocupan el tiempo en defenestrar a su ex compañera. Mireia ha dejado muy claro su interés por Bea, “Me da igual como esté la legionaria”.

Web: Supervivientes


Escribe un comentario