Un diez para Siscu.

Tal y como se veía venir, el pasado jueves Siscu abandonó la casa. La audiencia no le ha perdonado la fuerte discusión con Gonzalo ni el hecho de que se equivocara de grupo los primeros días. Sin embargo, yo creo que es buen chaval y aportaba más a la casa que otros concursantes. Sí, empezó siendo un “feo”, pero también hay que reconocerle el mérito de cambiar de grupo por decisión propia, antes de tener información de fuera que le permitiera saber qué grupo cae mejor (cosa que sí hace Toscano, que tenía pensado nominar a uno de cada grupo para tantear el terreno y decantarse por uno concreto después de conocer la expulsión de la próxima semana).

Por mucho que en las galas y los resúmenes cada vez haya más espacio dedicado a la pareja de Arturo e Indhira, para mí el catalán merecía seguir más que ésta última. Arturo es un chulo con gracia, pero Indhira es muy sosa, si no fuera por su edredoning con el concursante vasco nunca habríamos visto un video de ella. Como espectadora, creo que deberíamos penalizar a los concursantes que dan poco juego y no a los que se equivocan pero saben rectificar y decir lo que piensan sin pensar en estrategias.

Por todo esto, y por lo simpático que estuvo en la entrevista, le doy un diez a Siscu. Nunca ha sido mi favorito, pero creo que la audiencia ha sido injusta con él. Lo tachan de soso e insustancial, ¿pero acaso Toscano, Indhira, Melanie y alguno más no lo son? Al menos Siscu supo reconocer sus errores (algo que se le pide mucho a Lis, pero cuando es otro concursante el que lo hace no se le reconoce). Lo dicho, un diez para él.


Escribe un comentario