Un mes de vacaciones para Belén Esteban (…and “haters”)

Después del aluvión de los últimos meses de “sálvames”, bailes sin bailar, jueces que puntuaban con ’10’ para asegurar la audiencia y el intento fallido de humillación pública a el que fue sometida, Belén Esteban se alejará de las cámaras de televisión durante todo un mes. Son miles los aburridos de la vida que, a través de las redes sociales de moda, sueñan con un futuro próximo sin la Esteban, su hija y el famoso pollo que no quiso comer. Menos mal que los que disfrutamos de sus ordinarieces, desplantes y patadas al diccionario nos contamos por algo más que por cientos de miles. Que sí, que se equivoca hasta el punto de conseguir que yo mismo diga “¡Anda y vete a tu casa, que por hoy ya la has hecho buena!”, pero insisto en destacar esa parte, la cual reconozco aun no se cual es, pero que engancha a unos y otros -incluido un servidor- día tras día.

El “fenómeno Esteban” desaparecerá durante unas semanas en las que pretende, si no poner en orden, al menos ir dando forma a todo el asunto de las denuncias. Así que ahora es el turno de movimiento de “el vecino traidor” y sus tejemanejes, los cuales parece pasea y muestra por todos lados, y quien sabe si alguna de esas exclusivas “made in Ubrique” tan llenas de sonrisas y que seguirán intentando tapar esas bocas que no dejan de hurgar en los famosos rumores de separación de el torero y “la presunta”.

Lo que -me parece- nadie se ha aventurado a decir es el como aparecerá la Esteban en su regreso. ¿Soy solo yo el que sospecha que aprovechará este tiempo para el famoso retoque definitivo en la nariz?.

Para terminar -y para seguir dando en la frente a todos esos cuya boca parecen usar exclusivamente para graznar- qué mejor que otra muestra, esta vez en vídeo, de otro de los vapuleos “anti-Esteban” que el equipo de ‘MQB’ se marcó con la que fue su última ganadora. Y es que parece que un bostezo sí es un motivo para acusar de falta de ganas a una concursante, pero emborracharse antes del programa y faltar a un compromiso no lo es. ¡Venga ya, hombre!.

Fuente: Sálvame


Escribe un comentario