Y John Cobra pasó a los anales del frikismo más radical

¿Como iba yo a dejar pasar la oportunidad de poner a parir a semejante energúmeno a medio camino entre un Eminem de medio pelo y un cromañón?. Sería imposible que mis teclas no ardiesen con solo pensar en el bochornoso espectáculo de ayer por la noche.

Reconozco que existieron los días en los que pude pronunciar alguna palabra de apoyo al elemento ese, ya que en su vídeo para la candidatura a Eurovisión se mostraba con los pies un poco más en la tierra… pero ha quedado claro que todo era una mala actuación.

Empezando por su vídeo de promoción de ayer, en el que decía que si no le votaban no pasada nada y que no iría a la casa de nadie a pegarle un tiro en la cabeza, pasando por su actuación, cuyo “beso” final tuvo tanto amor y compenetración como puedan tener un perro montando a otro y terminando por la sarta de barbaridades por segundo que pudo vociferar ante los abucheos del público allí presente, John Cobra demostró que es un candidato más que perfecto para liderar la lista de frikis de este país, colocando su foto encima de la de Toni Genil, la Pantoja de Puerto Rico o Josmar.

La peor de las vergüenzas ajenas abrazaba a cada uno de los miembros del jurado como si de un pedo en un ascensor se tratara. Todo a medias, entre los gritos de los eurofans, todos en plan “quinceañera radical” y los “me coméis la polla” de John Cobra alias “Mario Vaquero” (tal y como figura en su web).

El resultado fue el esperado por todos. El esperpento consiguió hacer sombra al objetivo real de la gala pues, incluso sabiendo ya quien representará a España el próximo mes de mayo en Eurovisión, en estos momentos se habla más de los genitales de Cobra que de la excelente actuación de Daniel Diges.

Fuente: FórmulaTV


Escribe un comentario