‘ACORRALADOS’: Bárbara saca las uñas y se apunta a lo de hacer teatro

Bárbara echó la gran bronca a Brenda por una solemne estupidez.

Reconozco que los personajes de ‘Mujeres y hombres y viceversa’ nunca han sido santo de mi devoción. De ahí que ni comente el programa. Pero tampoco es cuestión de culparles de todo y menos aun cuando existen personajes más dados a la actuación que ellos.

Bárbara, como capataz de la semana, es normal que tenga dar órdenes al grupo y se tome su trabajo muy en serio. Lo malo es cuando se le sube a la cabeza por verse frente a una cámara y pensar que “bronca” es sinónimo de “audiencia”. Brenda, después de que Bárbara se enfadase debido al poco caso que le hacía todo el grupo, le ha pedido que le hable con un poco de más respeto y que no le va a consentir ciertos tonos. La respuesta de Bárbara ha sido, “¡A mí me vas a consentir lo que yo quiera!” ¿De qué vamos? Pero ahí no termina la cosa. Brenda le recriminó su actitud rollo Hitler. Fue en ese momento cuando Bárbara entró en cólera, como si hubiese acusado a su madre de ejercer el oficio más antiguo del mundo. La reacción de Bárbara fue tan desmedida que el olor a cuento me llegó hasta a casa.

Aunque según van pasando las horas no me queda otra que reconocer que allí nadie se va a casar con nadie, pues los mismos que se abrazan y besan en unos minutos, se acaban por tirar los trastos a la cabeza al poco rato… y por la espalda.

Web: Acorralados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *